El Gobierno acata la sentencia y advierte de que debe ser cumplida por todos