El extenista brasileño 'Guga' Kuerten, el encargado de encender el pebetero