Hamilton y Rosberg, sancionados con diez puestos en la parrilla del GP de Francia