Un superviviente del accidente de Fraginals: "El dolor más grande es el moral"