Iniesta, resignado ante su cambio de posición