Centenares de familias, ante la sede de la CAM para evitar que les desahucien