Los James Bond las prefieren morenas, según un estudio de la Universidad de Cleveland