Jean Todt, presidente de la FIA, partidario del regreso limitado de pruebas