José Andrés ve el premio de chef del año en EE.UU. como galardón a la cocina española