Brasil realiza simulacros para evitar cualquier amenaza terrorista en los Juegos