Julia Roberts se pelea con los paparazzi