Julio César define como una "cuchillada en el pecho" la eliminación en el Mundial