El clásico, al detalle