Katy Perry besa a otro hombre, mientras su novio se queda en Nueva York