El Kiki disparó también a la agente en practicas que acompañaba al guardia asesinado