Kristen Stewart y Robert Pattinson, tristes y desolados por la fama