Kubica necesitará un año para recuperar la funcionalidad de la mano derecha