Otro pinchazo amistoso de La Roja