Lady Gaga pone toda la carne en el asador