Larissa Riquelme, la otra ganadora del Mundial