Unos quieren batir récords otros luchar por la permanencia