Sigue la polémica por los premios de la Liga de Fútbol profesional