El Madrid trabaja a puerta cerrada mientras espera una solución para Higuaín