Declara por primera vez el guardia civil que asesinó a un conductor marroquí con más de 14 tiros