El kamikaze que acabó con la vida de David y Ana se saltó cuatro señales de prohibido