Massa no quiere pensar en sus opciones de ganar el Mundial