Los McLaren confirman su favoritismo y Alonso rompe otro motor