Miley Cyrus, herida por la crítica