Miley Cyrus ya es una muñeca hinchable