Miley Cyrus sigue los pasos de Lindsay Lohan