Moneo ensalza la fiesta a través de la arquitectura de las plazas de toros