Mou y Pep, especialistas en finales