Mourinho cree que el Atlético tiene una herida profunda y "es lo peor que podía pasar"