La NASA confirma que el Jabulani tiene un comportamiento impredecible