El enternecedor momento en el que un niño dedica una canción a su hermana muerta