Una coleta y un conmovedor llanto sin fuerza