La OCU recuerda a los consumidores que las rebajas recortan precios pero no derechos