Colau contrató a dedo en tres ocasiones con la trama de la `operación Térmyca´