Osama Bin Laden busca trabajo en una paradisíaca isla australiana