El Osasuna recorta distancias para luchar por los puestos europeos