Paco González, en profundidad