Paolo Vasile: "Hay que felicitarse de que, finalmente, el río haya vuelto a su cauce"