Peter Doherty, a punto de pasar una larga temporada de cinco años en la cárcel