Un joven conductor colisiona contra un coche de Policía por ir jugando al Pokemon Go