Polémica celebración tras la derrota frente al Atlético de Madrid