Portugal-España, duelo de bellezas