Puyol, muy bien cuidado por su hermano