El Rayo creo peligro desde el primer minuto pero la falta de acierto les salió cara