No crece ni un centímetro y esto la convierte en la mujer más pequeña del mundo