Reflejar en la historia clínica toda la información de la paciente ginecológica evita conflictos